¿Qué encontramos en una taza de té?

Conocíamos hace algunos días, algunas de las virtudes, beneficios y propiedades que poseían en rasgos generales todos los tés. Incluso, vimos las diferencias existentes entre tisanas e infusiones, y la mejor forma de prepararlas.

Sin embargo, hoy nos vamos a ocupar de otra cuestión muy interesante, la cual nos ayudará, asimismo, a conocer un poco más acerca de esta clásica pero conocidísima bebida, distinguiendo las diferentes sustancias que podemos encontrar en una taza de té.

En primer lugar, y como sustancia fundamental, encontramos la catequina, siendo, más de la mitad de su contenido total, galato epigalocatequina (EGCG). Posee propiedades antioxidantes 20 veces más potentes que las de la vitamina C.

Luego, encontramos la rubigenina, un flavonoide complejo que se genera cuando las hojas de té fermentan y se ennegrecen, al igual que la flavina.

En cuarto lugar, tendríamos la cafeína, un estimulante ligero presente también en el té. No en vano, aproximadamente una taza de 200 ml, contiene una media de 40 mg de cafeína.

Y, finalmente, el tanino, un tipo de flavonoide que da un aroma y sabor amargo, y que presenta, a su vez, diversas propiedades tanto antioxidantes como astringentes.

te.png

Infusiones, para aprovechar mejor sus beneficios

Tal y como podremos ir viendo detenidamente a lo largo de los próximos blogs de El Blog Sano, las infusiones poseen una serie de propiedades que, si son tomadas debidamente y de forma correcta, se pueden aprovechar absolutamente todos sus beneficios.

Especialmente para ello, se hace necesario, en primer lugar, tener en cuenta dos recomendaciones principales, pues, por ejemplo, no se debe usar el microondas para calentar el agua, siendo una mejor opción, utilizar métodos más lentos que, en cierto sentido, crean burbujas de vapor mucho más sanas.

En segundo término, se debería utilizar agua mineral, siempre y cuando la del grifo esté muy clorada o turbia.

Para aprovechar sus propiedades

Existen una serie de recomendaciones sencillas para poder aprovechar las distintas propiedades que, una determinada infusión, nos puede brindar siempre y cuando sea tomada con cierta regularidad.

No en vano, con el tiempo de infusión suficiente, la planta en contacto directo con el agua hirviendo, comienza a exudar una serie de sustancias diferentes. Y es que, si bien es muy común que determinadas infusiones, sean consumidas después de hervir, de 3 a 5 minutos, lo recomendable vendría a ser más de 10 minutos en sí, para poder extraer la mayoría de sus sustancias más saludables.

A diferencia del , tanto las infusiones como las tisanas no van tomando un color más oscuro a medida que pase el tiempo, por lo cual, la mejor manera de conocer si ésta estaría lista, además del tiempo, es probar un poco del líquido.

tent_infusiones.jpg

La meditación podría ayudar en la lucha contra la depresión

El pasado mes de octubre, el Dalai Lama y algunos de los principales expertos en depresión, se reunieron en Estados Unidos para conversar sobre cómo algunas prácticas de meditación budistas, pueden tener un efecto positivo entre aquellas personas que padecen esta enfermedad.

Y es que como sabemos, cada persona es individual y diferente, por lo cual, cada caso es distinto, y en algunas cuestiones, diversas terapias consideradas como no - tradicionales podrían ayudar mucho, como es el caso de la relajación y la meditación.

No en vano, investigaciones científicas diversas relacionadas con este campo, tales como las realizadas por los doctores Chuck Raison y Geshe Lobsang Negi, investigadores de la Universidad Emory, demostraron que la meditación abría cierta “compasión” en muchos estudiantes; por lo cual, y según los resultados del estudio, tendrán amplias aplicaciones para prevenirla.

La facultad de Emory planea enseñar ese currículum a partir de enero a miles de monjes tibetanos que viven en la India, parte de un programa solicitado por el Dalai Lama para mejorar la educación monástica.

meditar.jpg

Los niños aumentan de peso si no duermen lo suficiente

Gracias a un estudio llevado a cabo por el Centro para el Crecimiento y Desarrollo Humano de la Universidad de Michigan, los niños de entre 9 y 12 años que no descansen bien, durmiendo menos de 9 horas, eran más propensos a aumentar de peso, según conclusiones finales.

Este hecho se veía demostrado al haberse comprobado que aquellos niños que no dormían lo suficiente, durante el sueño generaban una mayor secreción de hormonas que regulan el almacenamiento de las grasas.

Y es que, fundamentalmente, se recomienda que los niños en edad escolar, duerman de 10 a 12 horas, lo que luego se verá relacionado con un aumento de energía, un descanso mayor, y unas ganas mayores de salir a jugar, en vez de ver la televisión.

No en vano, quedó avalado que no dormir lo suficiente puede cambiar el metabolismo de los carbohidratos y causar deterioros en la tolerancia a la glucosa, lo que puede afectar el peso.

durmiendo-200×150.jpg

Para dormir mejor

Según un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Osaka, en Japón, navegar por Internet, o ver la televisión justo antes de acostarnos, nos hace sentir más cansados al día siguiente.

No en vano, durante la investigación, quedó de manifiesto que el hecho en sí de utilizar medios electrónicos diversos antes de dormir, produciría la autopercepción de no haber descansado realmente lo suficiente durante la noche.

Además, en otro informe de reciente aparición, realizado desde el Centro de Trastornos del Sueño del Colegio de Medicina de Georgia (EE.UU.), considera que las sesiones televisivas antes de irse a dormir, resultan muy perniciosas, cuando se trata -al menos- de preservar no sólo el tiempo, sino la calidad en sí del propio sueño.

La recomendación: leer, realizar un hobbie, o incluso relajarse y/o meditar podría ser sin duda alguna la mejor opción, para descansar así plácida y tranquilamente, y ante todo recuperar las energías perdidas para afrontar con cierta energía el próximo día.

dormir.jpg

 Pagina 85 de 87  « Primera  ... « 83  84  85  86  87 »